Samsung-Power-Sharing
Samsung ha presentado Power Sharing, un cable que te permite transferir batería entre un terminal Galaxy, ya sea un smartphone o tableta, a otro dispositivo. Por el momento, la compañía coreana ha señalado que la fuente de origen de este nuevo accesorio tendrá que ser el Galaxy S5, el Galaxy Alpha, el Galaxy Note 4, el Galaxy Avant, el Galaxy Tab S 10.5, o el  Tab S 8.4.

En cuanto a los aparatos que se pueden cargar con el nuevo cable, el único requisito que tienen que cumplir es que puedan recibir la energía a través de un micro USB (independientemente de si es una tableta, un smartphone o un reloj inteligente). Parece que los dispositivos que reciben la carga no tienen que ser necesariamente de la firma coreana.

Al contrario de lo que ocurre con los modelos que hacen las veces de batería portátil, los dispositivos que se pueden beneficiar del uso del Samsung Power Sharing Cable son muchos, ya que la cantidad de los que utilizan puertos microUSB es bastante alta. El cable tiene unas dimensiones de 0,3 metros, lo que es suficiente para poder cargarlo con comodidad, y apenas pesa 19 gramos, por lo que no será un problema transportarlo de un lugar a otro.

Te puede interesar:  Android 5.0 vs Android 4.4 se compara en el Samsung Galaxy S4

Un pequeño detalle de su funcionamiento es que la carga de batería de la fuente original, es decir, del dispositivo Samsung, no se puede transferir por completo. Se ha limitado esta función para que si, por algún despiste, te dejas el cable cargando mucho tiempo, no dejes inutilizable el equipo principal.

Samsung Power Sharing adicto al androide

Para utilizarlo, primero tienes que descargar en tu terminal de la marca coreana la aplicación Samsung Power Sharing, de la tienda de la compañía de Mountain View, Google Play Store, o de Samsung Apps. Esta aplicación permitirá al usuario controlar fácilmente la cantidad de energía que desea transferir.

De momento, este cable sólo está disponible en Estados Unidos por un precio de 20 euros, lo que suponen al cambio unos 15 euros. De todas formas, como marca la tradición, probablemente llegará a España por 20 euros. En nuestra opinión, nos parece un accesorio bastante útil que te puede salvar de más de un apuro en algún momento. De hecho, la batería es una de las grandes preocupaciones de los usuarios en estos momentos ya que, en la mayoría de terminales, resulta insuficiente.

Te puede interesar:  Se aproxima Huawei Watch 2, el reloj con estilo deportivo

Quizás el objetivo del Samsung Power Sharing es demostrar que sus dispositivos tienen energía suficiente para poder desprenderse de un poco de ella. Todavía no sabemos cuánta batería se perderá en el trasvase, pero imaginamos que no demasiada, y que la compañía coreana habrá optimizado el aparato para no tener gastos innecesarios.

Nosotros tenemos claro el porqué de este invento. La multinacional ha recibido críticas con respecto a la autonomía de sus prendas inteligentes, así que puede que haya decidido crear una solución para ello. En realidad no sólo ellos son los que han recibido quejas, si no también el resto de fabricantes wearables. Por eso, puede que Samsung se haya querido adelantar a sus competidores y proporcionar una solución a este problema.

Te puede interesar:  El OnePlus 3T ya es toda una realidad